Seleccionar página

Desde los inicios de la humanidad, han existido diversos métodos de defensa personal con los cuales, el hombre podía protegerse ante cualquier ataque.

Se cree que hace aproximadamente 2.000 años antes de Cristo, ya se practicaban las artes marciales en los diferentes países orientales. Los primeros en desarrollar estas disciplinas fueron los monjes budistas, quienes empleaban diferentes de estas tácticas para defenderse de los animales o bandidos que iban a su ataque.

Daruma Taishi o Bodhidarma fue el primer monje en llevar a cabo este tipo de disciplinas, además, impartía clases de estas modalidades en el templo Shaolin, ubicado en la provincia de Honan en China. A estas primeras artes marciales se les conocieron con el nombre de Kwon Bop. Posteriormente, en el siglo XIX, se fueron desarrollando los distintos deportes y modalidades que se conocen hoy en día.

Para mayor información acerca de los orígenes de las artes marciales, tipos, entre otros puntos, no dejes de leer este artículo.

 

¿Qué son las artes marciales?

Las artes marciales se encuentran definidas como una serie de técnicas que favorecen la defensa personal, estas establecen como principal enseñanza que es posible vencer la fuerza utilizando una dosis de inteligencia, flexibilidad o movimientos contundentes, para los cuales se requiere de técnicas y golpes especiales. A través de ellas, es posible desarrollar la autoconfianza e inclusive fomentar la salud mental, teniendo así un estilo de vida saludable.

Estas se diferencian de las peleas callejeras debido a que se busca conservar la integridad física, aplicando la inteligencia más allá de la fuerza para derribar al oponente. De esta manera, se busca hacer el menor daño que se pueda al otro individuo. Por estas razones, este tipo de técnicas o deportes son considerados un arte. Cabe destacar que su nombre proviene del latín “martialis”, que hace referencia a Marte, el dios de la guerra. Por medio de ellas, es posible colocar en forma la mente y espíritu.

 

Tipos de artes marciales

Existen diferentes disciplinas de artes marciales que se practicaban en el antiguo oriente, entre ellas se destacan las siguientes:

 

Kung fu

También se le conoce con el nombre de boxeo chino, se caracteriza por el empleo de patadas, puños, saltos, caídas, esquives, giros del cuerpo, saltos mortales o volteretas para sorprender al rival. Es una de las disciplinas más completas; para emplear cada uno de los golpes, se requiere el aprendizaje de diferentes técnicas por años.

 

Jiujitsu

Para esta modalidad, se emplean movimientos más leves, con los cuales se busca dominar al oponente, sin embargo, se debe tener en cuenta que el grado de intensidad que tengan las diferentes retenciones, zancadillas, derribos, o golpes, pueden terminar matando al oponente.

 

Taekwondo

El taekwondo es una disciplina originaria de Corea, donde se implementan toda clase de movimientos que puedan realizarse usando los pies y las manos, tales como patadas voladoras, que se combinan con técnicas del karate y kung fu. Generalmente, este se practica descalzo, con cinturón además del traje de práctica.

 

Kárate

El kárate es una disciplina procedente de Japón, la cual se emplea como deporte además de un importante mecanismo de defensa personal. Para vencer al rival, se puede recurrir al uso de golpes con los codos o rodillas, además de patadas. Para su respectiva práctica, se hace uso de un kimono, que es sujetado por un cinturón unicolor, que puede ser de distintos colores, como, por ejemplo: blanco, negro, azul, amarillo, marrón, naranja, entre otros. Este mismo señala el nivel o experiencia de cada competidor.

 

Sumo

Enn esta disciplina japonesa, dos hombres de contextura gruesa se enfrentan con el propósito de sacar al contrincante de la zona de pelea o hacer que este coloque las rodillas en el suelo. Cabe destacar que se trata de un deporte de tradición, donde se encuentran prohibidas las patadas, puños, jalones de cabello, entre otros golpes que causen algún daño que sea de gravedad, en su lugar, es posible recurrir a empujones o abofeteadas

 

Judo

Consiste en un arte marcial japonés, cuyo nombre significa “el camino de la flexibilidad”. Al igual que el jiujitsu, es necesario adueñarse de la fuerza del oponente. La práctica de este deporte brinda una gran variedad de beneficios tanto físicos como psicológicos. Algunos de estos son el desarrollo de la autoestima, autocontrol, afectividad, aumenta la seguridad en sí mismo y potencia la psicomotricidad. También ayuda a mejorar el ritmo respiratorio, fortalece el sistema óseo, al igual que otros aparatos que se encuentran dentro del organismo.

Aikido

Es una de las artes marciales más suaves junto con el tai chi chuan, para atacar al oponente pueden utilizarse ciertas llaves y técnicas que le hagan sentir un intenso dolor. Es importante mencionar que se trata de una de las pocas disciplinas que no se toma en cuenta como deporte.

 

Kendo

El kendo es un arte marcial japonés similar a la esgrima, donde se simula la espada con sables de bambú. Esta disciplina era practicada por los guerreros medievales japoneses. Al igual que la esgrima, solían utilizar armaduras para estar protegidos. El mismo funcionaba como deporte, pero también como un importante estilo de vida.

Actualmente, muchas de estas disciplinas cuentan con una gran popularidad y se siguen practicando como importantes deportes. Cada una de ellas cuenta con una vital importancia, ya que además de brindar estilos de vida saludables, permiten fomentar la defensa personal, que es preciso implementar en cualquier situación de peligro. De allí la importancia de hacerlas parte de una rutina.